¿Qué son las criptomonedas y cuáles son los riesgos?

Resumen: En esta publicación cubrimos los fundamentos de la criptomoneda y la cadena de bloques: la tecnología sobre la que opera la criptomoneda. Analizamos por qué nació la criptomoneda en 2009, los avances clave en este ámbito desde entonces y los principales riesgos asociados a su uso. 

Términos clave

  1. Criptomoneda: Toda moneda y activo digital que tiene valor
  2. Cripto: Se refiere a las criptomonedas o a todo el sistema en general
  3. Coins (monedas): La criptomoneda nativa de una cadena de bloques como Bitcoin
  4. Token: Una criptomoneda que no es la moneda nativa de una cadena de bloques
  5. Blockchain (cadena de bloques): La tecnología en la que se basan las criptomonedas
  6. Miners (mineros): Personas que ejecutan y administran blockchains en sus ordenadores

Hay que tener en cuenta que criptomoneda, cripto, moneda y token se utilizan a menudo de forma indistinta

Desde el debut de la primera criptodivisa del mundo, el Bitcoin, el 3 de enero de 2009, el valor de todo el mercado de las criptodivisas ha ascendido a 1,7 billones de dólares, una cifra equivalente al PIB de Canadá. En la actualidad, las mayores empresas y administradores de activos del mundo compran, venden e intercambian criptomonedas, además de aceptarlas como medio de pago. Entonces, ¿qué es exactamente una criptomoneda y qué riesgo conlleva su uso?

El nacimiento de Bitcoin y blockchain 

Como la mayoría recordará, en 2009 se produjo una de las peores crisis financieras de la historia, provocada por algunos de los mayores bancos del mundo que también se beneficiaron de rescates gubernamentales y de un programa de flexibilización monetaria (también conocido como impresión de dinero, o QE) que ha cambiado fundamentalmente los sistemas financieros de la mayoría de los mercados desarrollados.

Curiosamente, gran parte de esto fue previsto por el creador de la primera criptomoneda del mundo, Bitcoin (BTC), que en 2008 lanzó un documento técnico (libro blanco) en el que esbozaba un nuevo y revolucionario sistema monetario basado en una nueva forma de tecnología: blockchain. 

Básicamente, una cadena de bloques es la cinta transportadora sobre la que se ejecutan las criptomonedas. Un enorme libro de contabilidad digital, una cadena de bloques administra y registra todas las transacciones que ocurren en la criptomoneda que se encuentra en ella. Sin embargo, a diferencia de un libro de contabilidad tradicional, la cadena de bloques es totalmente transparente y 100% a prueba de manipulaciones.

En una cadena de bloques, cualquiera puede comprobar cuándo se ha realizado una transacción. Este libro de contabilidad transparente se almacena y actualiza constantemente en miles de computadoras, lo que hace que la cadena de bloques sea aprueba de manipulaciones, ya que cualquier cambio ilegítimo se descubre instantáneamente a través de una cadena masiva de referencias cruzadas.

Los mineros y las criptomonedas hacen girar la cadena 

La seguridad y la inmutabilidad de las cadenas de bloques hacen posible la criptomoneda. Dado que es imposible cambiar los valores en una cadena de bloques sin que todo el mundo se dé cuenta, es imposible falsificar o duplicar la criptomoneda que se encuentra en la cadena de bloques. Y esto hace que las cadenas de bloques sean entornos ideales para acuñar dinero en el que podamos confiar. 

Bitcoin (BTC) y sus contrapartes en cripto son formas digitales de divisas que, a diferencia del "mundo real" o de las monedas fiduciarias (fíat), no pueden ser falsificadas. Esto hace que las criptomonedas sean muy atractivas para las personas que hacen posible sus respectivas cadenas de bloques y todo el ecosistema: los mineros de cadenas de bloques.

Cada cadena de bloques existe con la ayuda de un gran número de mineros, en cuyos computadores se ejecuta toda la cadena de bloques. Para que la cadena de bloques funcione de forma segura, ganar criptomonedas es el incentivo para que estos mineros utilicen su poder de cómputo y energía para verificar y actualizar la cadena de bloques. 

Entrando a Ethereum y la criptomoneda infinita 

Bitcoin y la cadena de bloques de Bitcoin se inventaron de la mano: el sistema seguro produce la moneda segura que motiva a la gente a mantener el sistema seguro. Es un invento brillante por donde se lo mire, y fue el primero de su tipo. Sin embargo, la forma en que se diseñó y codificó Bitcoin limita el uso de la cadena de bloques de Bitcoin. 

La blockchain de Bitcoin no es programable: sólo puede contener Bitcoin, una limitación que llevó a la creación de la que ahora es la segunda cadena de bloques más grande del mundo: Ethereum. También conocida como la computadora del mundo, Ethereum es una cadena de bloques totalmente programable y su seguridad y codificación de código abierto proporciona una plataforma para que los proyectos innovadores se desarrollen y luego se ejecuten en la cadena.

Al igual que Bitcoin, Ethereum acuña su propia criptomoneda: Ether (ETH), que se utiliza como forma de pago para todas las transacciones que se producen en la cadena (también conocidas como tarifas o tasas de “gas”). Además, los proyectos que se ejecutan en Ethereum también pueden emitir su propia forma de criptomoneda, conocida como tokens ERC-20, que pueden ser acuñados de forma independiente por estos proyectos y luego comercializados en todo el ecosistema de Ethereum. 

La próxima generación de cadenas de bloques está demostrando ser más abierta, dinámica y repleta de casos de uso. Las mentes creativas e inspiradas están soñando con innumerables posibilidades para la tecnología blockchain. Constantemente surgen nuevas cadenas de bloques y en la actualidad hay muchas cadenas de bloques en funcionamiento, cada una con sus propias monedas, diseños de programación y posibilidades.   

¿Qué valor tienen las criptomonedas?

Al ser una invención completamente digital, puede ser difícil para algunos entender qué es lo que da valor al Bitcoin (BTC), al Ether (ETH) o a cualquiera de las miles de criptodivisas diferentes. Podemos tener en nuestras manos billetes de dólar o de euro y podemos intercambiarlos por bienes y servicios, pero las criptomonedas son menos tangibles.

Valor del Bitcoin (BTC) desde el inicio de las operaciones públicas de comercio

La respuesta radica en el hecho de que todo el dinero es conceptual, su valor es simplemente un producto de lo que el mercado decide que vale. Esto es lo mismo para el dólar estadounidense que para las acciones de Microsoft. Varios actores diferentes, incluidos los bancos centrales y los inversores, establecen parámetros y luego compran y venden activos cuyo valor está determinado por esa actividad. Lo mismo ocurre con las criptomonedas. 

Como cualquier otro activo, cada criptomoneda tiene sus propios factores que afectan su valor. En el caso de Bitcoin, es la escasez: solo se pueden acuñar 21 millones de Bitcoin, lo que significa que es finito y, por tanto, valioso, como el oro. Para el Ether (ETH), es su posición como moneda nativa de Ethereum – la sala de máquinas de la industria cripto.

En última instancia, sin embargo, el valor de cualquier criptomoneda vendrá determinado por el número de personas que la compren y la vendan, lo que a menudo se ve influenciado por un sentimiento veleidoso, al igual que las acciones en un mercado bursátil. Y, al igual que las acciones, esto no siempre tiene sentido. 

Riesgos asociados a las criptomonedas

A menudo se menciona el riesgo asociado a las criptomonedas, y no sin razón. Como área no regulada, el mundo de las criptomonedas viene sin garantías. Si pones tu dinero en un monedero o intercambio en una cadena de bloques, la seguridad está determinada y supervisada por la empresa y/o los desarrolladores que la crearon. Y, como tecnología incipiente, blockchain y las criptomonedas han sido vulnerables a abusos y estafas.

Estos han incluido robos en algunos de los primeros intercambios de criptomonedas más grandes, sobretodo en Mt. Gox, que en 2014 vio desaparecer 460 millones de dólares, que nunca fueron devueltos. La euforia de las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO) de 2018 también hizo que muchos inversores fueran desplumados por los desarrolladores de nuevos proyectos y tokens que resultaron ser totalmente falsos (y que llevaron a las autoridades estadounidenses a prohibir por completo las ICO).

Además, las criptomonedas son notoriamente volátiles, y Bitcoin a menudo está sometido a salvajes oscilaciones diarias. Mientras que un desplome del 20% es la medida técnica de una recesión en toda regla en las finanzas tradicionales, esto es el trabajo de todo un día para Bitcoin y casi nada para algunas de las criptomonedas más nuevas y exóticas.



Escollos de las finanzas tradicionales 

Sin embargo, gran parte de esto no es demasiado diferente de lo que ocurre en el mundo de las finanzas tradicionales, con los acontecimientos que condujeron a la crisis financiera mundial como ejemplo en términos de estafas y pérdidas. Además, dependiendo de la jurisdicción, lo único garantizado en el mundo "real" es el dinero en efectivo de tu cuenta bancaria, y a menudo sólo hasta una determinada cantidad.

También es importante considerar los tiempos tan diferentes en los que vivimos. Las oportunidades de ahorro sólidas y seguras que antes ofrecían los bancos tradicionales ya no están disponibles en la mayoría de los mercados desarrollados, donde la impresión de dinero ha llevado a unos tipos de interés mínimos que hacen que los ahorradores pierdan dinero cada año si se tiene en cuenta la inflación

De hecho, desde hace más de diez años, la única manera de generar un rendimiento real sobre el capital ha sido invertirlo en el mercado de valores, donde el riesgo puede ser tan grande como en las criptomonedas, con o sin regulación. Aquellos que no estén interesados en la volatilidad tradicional de las criptomonedas también pueden mirar ahora a las monedas estables (stablecoins) indexadas a las monedas fíat del "mundo real"que pueden ser invertidas mediante una plataforma de administración de riqueza de criptomonedas como YIELD App para obtener un RPA (rendimiento porcentual anual o APY) de hasta un 20%.

Para muchas personas, las criptomonedas y la tecnología blockchain no son más que una extensión de un impulso global hacia una mayor digitalización, un mundo en el que cada vez más llevamos nuestra vida en línea. De hecho, visto así, parece más probable que una moneda basada en una cadena digital incorruptible y transparente sea mucho más fácil de entender que una basada en los caprichos de libros contables dispares mantenidos en bancos desconectados.

¿Quieres ganar hasta un 20% de RPA en tus USDC, USDT y ETH? ¡Abre una cuenta en YIELD App hoy mismo!

Read More

Related Articles

No items found.